Nadie quiere pesticidas en su comida: ¡cinco razones para elegir comida orgánica!

¿Piensas que tu dieta es saludable porque comes frutas y verduras con regularidad? Te tenemos una noticia: diariamente estás expuestos a un sinfín de sustancias químicas peligrosas que provienen nada más y nada menos que de los alimentos que consumes. Así es, esos híbridos de manzana con sabor a uva que encuentras en el super, esa fresca lechuga o aquellos tomates redondos que tanto te gustan, pueden estar llenos de pesticidas y demás sustancias tóxicas que terminan en tu organismo.   Pero tranquilo, el panorama no pinta tan mal. Seguro has escuchado hablar de los alimentos orgánicos, los cuales son cada vez más fáciles de encontrar en todos lados. Hoy queremos compartirte 5 razones por las que elegir orgánico es una excelente alternativa, ¿listo?   Empecemos por lo primero: ¿qué es un alimento orgánico? Se le denomina así a cualquiera que haya sido cultivado sin pesticidas tóxicos, fertilizantes químicos u organismos genéticamente modificados. En el caso de los productos de origen animal, dígase carne, leche o huevo, significa que no hubo antibióticos ni hormonas en su producción. Pero, ¿comer orgánico es realmente más sano? Júzgalo tú mismo:   No contienen aditivos. Los productos orgánicos están libres de aditivos sintéticos, pues son cultivados sin el uso de agroquímicos. Es decir, respetando los ritmos de la agricultura natural (algo que el medio ambiente agradece, además). ¿El resultado? Alimentos equilibrados y con nutrientes de mejor calidad.   Sin pesticidas. El uso en la agricultura convencional de pesticidas químicos provoca serios problemas de salud. Los alimentos orgánicos están libres de éstos, al ser producidos de manera natural.   Calidad de primera. Estos productos están sujetos a un riguroso control e inspección de las materias primas utilizadas, del proceso de elaboración, del envasado y del etiquetado. ¡Desde el campo hasta tu mesa!   Aliados del medio ambiente. El cultivo biológico colabora en la conservación del medio ambiente, reduciendo el impacto de la contaminación de la tierra, el agua y el aire. Nada mejor que tener la certeza de consumir alimentos de calidad sin sacrificar al planeta.   Así que sí, son más saludables. Como ya dijimos, los alimentos procedentes de la agricultura ecológica no contienen residuos tóxicos de pesticidas, antibióticos, fertilizantes sintéticos, aditivos y conservantes. Gracias a esto, son asimilados mucho mejor por el organismo sin alterar sus funciones metabólicas.   Ya lo sabes, a la próxima vez que hagas el súper no te saltes la sección de orgánicos. Tu salud lo merece.   Fuente: Ecosana, Innata, El Diario

Regístrate en el formulario de contacto y con gusto te contactaremos con más información.

    Bella Natura | Whatsapp