5 inventos que quieren reemplazar el plástico

El plástico está en todas partes. No solo es un material increíblemente maleable y versátil, sino que también es económico y fácil de conseguir. Sin embargo, su uso generalizado plantea varios problemas porque, debido a la naturaleza de su composición, tarda mucho más que otros materiales en degradarse.   Por esta razón, científicos e investigadores alrededor del mundo se han dedicado a desarrollar materiales que posean las ventajas del plástico sin ser tan perjudiciales para el medio ambiente.  
  1. Proteína de leche
La idea es utilizar la caseína, la principal proteína láctea, para crear un material biodegradable semejante al poliestireno. Este plástico se creó por primera vez hace más de un siglo, tratando la caseína con formaldehído para crear un material parecido al marfil, pero era frágil y quebradizo. Ahora, inyectando el plástico de caseína en una estructura porosa de aerogel, se ha creado un material resistente y completamente biodegradable.  
  1. PHA
Los PHA (polihidroxialcanoatos) son poliésteres naturales obtenidos de la fermentación del azúcar por la acción de algunos tipos de bacteria. Son sustancias similares al polipropileno y se emplean ya en una variedad envolturas y moldes. Producirlos sigue siendo algo costoso, pero el suministro de materias primas más económicas podría pronto hacer de estos materiales compostables uno de los sustitutos del plástico más valiosos.  
  1. Polímeros a base de almidón
El almidón es un polímero natural 100% biodegradable. Aunque por sí solo no puede reemplazar en uso a los plásticos derivados del petróleo, combinarlo con otros compuestos de polímeros no solo reduce costos de producción, sino que eleva los índices de degradación de los materiales resultantes. En la búsqueda de este resultado, el almidón se ha combinado con una infinidad de poliésteres y alcoholes polivinílicos.  
  1. Plumas de gallina
Fabricar un plástico biodegradable a partir de plumas de gallina sería matar dos pájaros de un tiro, pues las toneladas de plumas de gallina generadas por la industria alimentaria representan en sí un problema de desecho. Procesando la queratina que compone las plumas (la misma proteína que le da fuerza y flexibilidad a las uñas y cabello) puede crearse un sustituto de plástico ecológico, resistente y de fácil acceso.  
  1. Madera líquida
Otro bioplástico (o biopolímero) prometedor lleva el nombre de madera líquida. Los biopolímeros lucen y funcionan justo como los plásticos convencionales, pero son biodegradables. La madera líquida se fabrica a partir de una mezcla de lignina y agua (ambas subproductos de las papeleras), la cual se somete a altos niveles de calor y presión para crear un material compuesto firme y no tóxico.   Fuente: HowStuffWorks

Regístrate en el formulario de contacto y con gusto te contactaremos con más información.

    Bella Natura | Whatsapp